¿Por qué hago lo que hago?

La intuición y la sensibilidad son los dones del terapeuta. Nuestro compromiso servir de amoroso canal. A los 35 años y tras una crisis personal llegué a casa de un alemán en la Sierra de Cazorla.Buscaba contacto con la naturaleza. Necesitaba tocar tierra. Amiro Wolfgang Bünemann resultó ser un excepcional masajista que en los años…